Introducción al ensayo

By on November 8, 2016 Comments Off on Introducción al ensayo

Cuando usamos los términos literarios de narrativapoesía o teatro, todos comprendemos su significado. La palabra ensayo, sin embargo, parece que se usa para todo aquello que no es poesía, teatro o narrativa. Cuando un profesor asigna un “ensayo” como trabajo final para una clase, normalmente no se refiere a un “ensayo literario” sino a un trabajo de investigación. Aquí vamos a estudiar el ensayo como uno de los géneros literarios. También incluimos una “Guía para una lectura crítica del ensayo” y, como ejemplo, una propuesta de análisis de un ensayo de mariano José de Larra, "Vuelva usted mañana".
Vamos a comenzar con una definición que empiece a establecer el marco del género: El ensayo es un escrito en prosa de extensión moderada que se caracteriza por ser una análisis profundo sobre un tema que no se pretende agotar. El ensayo es una reflexión desde la perspectiva personal de un autor implícito que se presenta como proyección artística del autor real. El ensayo es un género literario en el que el fin estético surge entrelazado con el proceso reflexivo sin sacrificarse el uno al otro. El ensayo muestra las ideas en el proceso de su formación, por lo que el juicio que se articula es tan importante como el proceso mediante el cual se conciben y organizan las ideas. Como todo escrito, nace en tensión con el ambiente cultural en que se concibe, pero busca trascenderlo al hacer del ser humano punto de partida y destino a la vez. La ensayística procura alejarse del dogmatismo que aporta el pensamiento hecho –del tratado, por ejemplo– al presentar la idea en su gestación y como invitación, implícita o explícita, al lector a participar y a continuar las reflexiones en su propio pensamiento.

1. Esta definición tiene muchos aspectos que necesitan más explicación para poderla comprender. ¿Desde qué perspectiva se ha escrito la definición?En la sección introducción a la literatura hemos hablado de tres momentos: el autorel texto y el lector. Los tres momentos se relacionan en el acto de la comunicación y son a la vez independientes en cuanto al proceso de codificación y decodificación. El autor produce el texto siguiendo los principios de la comunicación que hemos estudiado al hablar de géneros naturales e históricos de la comunicación. El lector, al leer el texto reconoce dichos principios de la comunicación. La definición anterior está escrita desde la perspectiva de los géneros literarios.

2. ¿En qué sentido es el ensayo un género natural y cuándo se empieza a formar como género histórico?Como uno de los cuatro géneros naturales –los otros: líricanarrativadramática– la ensayística representa un modo de comunicación: la comunicación persuasiva mediante la reflexión. Como género literario histórico, el ensayo surge como forma de pensar sin una retórica precisa; es decir, sin una serie de características formales que lo limiten. En este sentido podemos remontarnos a la Grecia clásica y hablar de la ensayística de Platón en sus Diálogos, o de los ensayos de Séneca en lo que él denominó Epístolas. El término ensayo lo fija Michel Montaigne en 1580 al publicar la primera edición de sus Essais. Dentro del mismo siglo XVI, en 1597, comienzan a publicarse los primeros ensayos de Francis Bacon. Ambos escritores fijan los principios históricos del nuevo género literario.

3. ¿Qué quiere decir que la definición anterior del ensayo está escrita desde la perspectiva de los géneros literarios?Queremos decir que para construir esa definición hemos usado la percepción del ensayo como género natural –cuyo objetivo principal es la persuasión en la comunicación–, junto con las construcciones históricas. Podemos estudiar el ensayo considerando sucesivamente sus características desde la perspectiva del autor, desde la perspectiva del texto y desde la perspectiva del lector (las características que se anotan en el siguiente gráfico tienen enlace a textos más amplios).

4. ¿Cuáles son las características del ensayo desde la perspectiva del autor?Cuando un escritor decide comunicar sus ideas a través de un ensayo, acepta también de modo implícito comunicarse según ciertos principios de la retórica del ensayo:
  • El ensayista busca influir en la opinión del lector; pero no lo hace dando ideas hechas (como en un tratado o como en las obras didácticas). El ensayista desea que el lector adopte su modo de pensar (o lo comprenda como un posible modo de pensar).
  • El ensayista exterioriza su subjetividad en el ensayo; es como una confesión intelectualdel autor, al expresar una forma de pensar. El autor se proyecta en el texto, por eso es frecuente el uso de la primera persona.
  • La estructura del ensayo se aproxima a la comunicación oral, en el sentido de incluir frecuentes digresiones y de seguir una estructura interna (unas ideas sugieren otras).
  • El ensayista prefiere temas de actualidad en conexión con la condición humana. Por eso, en los mejores ensayos, lo actual transciende lo temporal. Muestra diversas perspectivas que transcienden lo particular cultural.
  • El ensayista reflexiona sobre un tema; no pretende ser exhaustivo, sólo desea profundizar en alguno de los aspectos del tema tratado.
  • El ensayista escribe para la generalidad de los cultos. Es decir, no escribe para profesionales; usa muy pocos términos técnicos y cuando los usa, lo hace en un contexto para que pueda se comprendido por la generalidad de los lectores.

5. ¿Cuáles son las características que nos permiten reconocer el texto ensayístico?La forma de un poema o de un cuento es por lo general suficiente para reconocer el poema o el cuento. Para diferenciar un artículo de un ensayo publicados en el mismo periódico, necesitamos leerlos y conocer las características del ensayo y del artículo. En el ensayo lo importante son las reflexiones, en el artículo nos interesan los datos.
  • El ensayo es un escrito en prosa de extensión moderada (raramente supera las 30 páginas de extensión). Por eso hablamos de libros de ensayos; o sea, de libros donde se recogen varios ensayos que pueden leerse de modo independiente.
  • La extensión del ensayo y los objetivos de tratar sólo un aspecto del tema, no significa que el ensayo sea un fragmento. Un fragmento es una parte de un todo (un capítulo de un tratado, por ejemplo). El ensayo es una forma de pensar, un modo de presentar una perspectiva diferente, y como éste es su objetivo, el ensayo es también completo auque sea breve y no pretenda ser exhaustivo.
  • La publicación original de los ensayos suele ser en la página de opinión de los periódicos, en los suplementos culturales o en revistas. Como forma de diálogo, el ensayo busca un público inmediato que pueda responder al contenido del ensayo (muchas de las cartas al editor son parte de ese diálogo entre el ensayista y sus lectores).
  • El texto del ensayo omite la documentación propia del artículo (notas a pie de página, bibliografía, etc.), pues lo importante del texto no son los datos sino la perspectiva del ensayista.
  • En el contenido, el ensayo cuestiona los contextos culturales de su momento al presentarlos desde una perspectiva personal.

6. ¿En qué sentido podemos hablar del ensayo desde la perspectivas del lector?La comunicación se hace posible cuando existe un código compartido entre el autor y el lector:
  • El lector se aproxima al ensayo con una percepción de lo que es el género del ensayo. Por ejemplo, no leemos del mismo modo un ensayo sobre la educación en la página de opinión de un periódico, que un artículo sobre la situación de la educación secundaria según los resultados de los exámenes estandarizados. En el primer caso buscamos opiniones que nos motiven a pensar: buscamos el diálogo. En el segundo caso buscamos datos que clasifiquen una situación: buscamos aprender.
  • El lector no busca conclusiones en el ensayo, desea encontrar nuevas perspectivas, nuevos modos de aproximarse a un tema.
  • El lector lee los ensayos como participante activo (en contraste, por ejemplo, mantenemos una posición pasiva de aceptación cuando leemos un cuento).
  • Cuando deseamos leer sobre un tema, buscamos un tratado, sin que nos importe mucho con frecuencia su autor. Cuando deseamos leer ensayos buscamos un autor, sin que nos importe mucho los temas que trata.
  • Cuando hablamos del valor de un ensayista, nos referimos tanto a las ideas que expresa como a la forma artística en que expresa dichas ideas.

7. Lo que se describe anteriormente es un lector que sigue la retórica del ensayo. Pero al estudiar el lector se habló de su independencia y de que el lector puede leer un texto independiente e indiferente de la retórica de los géneros.Sí, es cierto. Los puntos anteriores hacen referencia a la retórica del ensayo y nos sirven para comprender lo que es la lectura de ensayo desde nuestro punto de vista académico. Por otra parte, los puntos anteriores describen también una lectura crítica. En nuestro momento actual vivimos una cultura de la información que demanda una lectura crítica. La antigua afirmación de “es verdad porque lo he visto escrito”, nunca fue totalmente cierta. Pero antes, la publicación de un libro o un artículo pasaba por numerosas etapas de evaluación. Hoy en día, cualquier persona puede publicar en Internet lo que desee. Por eso, la lectura crítica se ha convertido en una nota distintiva de la persona culta. Podemos decir que hoy día se impone una lectura ensayística de cualquier texto.

Créditos: Luis Gómez-Martínez, http://www.ensayistas.org/curso3030/genero/ensayo/

Lista de lecturas de Javier Alvarez 2011-07-28 06:59:00

By on July 28, 2011 Comments Off on Lista de lecturas de Javier Alvarez 2011-07-28 06:59:00

Arráncame la vida (1985)

 Ángeles Mastreta, Periodista, poeta y narradora mexicana (Puebla, 9 de octubre de 1949)



Sinopsis: Cuando Catalina conoce al general Andrés Ascensio, todavía es una muchacha que lo ignora todo de la vida. Él, en cambio, es candidato a Gobernador del Estado de Puebla, y sabe muy bien cuáles son sus objetivos de cacique. A las pocas semanas se casan. Pero Catalina, mujer apasionada e imaginativa, descubre muy pronto que no puede aceptar el modo de vida que le impone la nueva situación y no acepta vivir sin amor.

Personajes principales: Catalina Guzmán (Cati), mujer receptiva, inteligente, asertiva, ingenua, tolerante, intuitiva e impulsiva; casada con el general Andrés Ascencio, frio, autoritario, intolerante, intuitivo y calculador; Carlos Vives, amante de la protagonista.
Temas: la mentira, la corrupción, la discriminacion, la desigualdad social.

DESARROLLO
La historia se desarrolla principalmente en Puebla. Cuando Catalina era aun menor de quince años conoce a Andrés, hombre mayor, de quien se enamora. Un día que estaba sola en casa, Andres se la lleva a conocer el mar, y la regresa dias mas tarde a su casa a donde poco después regresa para llevarsela definitivamente. Catalina habria querido casarse de blanco, en la catedral, con muchas flores, pero el general con su autoritarismo rompió sus sueños: "vengo por ti para que nos vayamos a casar". Ese mismo día se la llevo al registro civil para hacerla su mujer. Catalina, confundida, deja de ser niña para convertirse en la esposa de un general.
El sueño de Andres era ser gobernador. No permitía que Catalina se metiera en sus asuntos y evadia sus preguntas cuando se trataba de sus negocios. Cati tenia 17 cuando tuvo a su primera hija a la cual llamaría Verania. Andrés no hizo acto de presencia hasta después de un mes de nacida Verania, acompañado de dos hijos, Octavio y Virginia; quienes tenían la misma edad de Catalina. Con Octavio su relación comenzó bien, pero Virginia se mostró muy indiferente y tiempo después se fugó.
Andrés consiguió la candidatura de gobierno de Puebla, comenzó una gran campaña visitando hasta el más pequeño de los pueblitos y Catalina esperaba con la elección de su marido un gran cambio en su monótona vida.
Andrés resulto electo y se convertia en uno de los más grandes caciques de Puebla.
"Cati" tuvo otro hijo, Checo, y el general siendo gobernador sintió que tenía que ser un buen padre y llevo a casa cuatro hijas más. Eran bien conocidas las infidelidades de Andres por lo cual Catalina intentó huir y dejar todo atrás pero no pudo. Iba conociendo cada vez mas al hombre con quien se había casado, un hombre que mataba al que se interpusiera en su camino, un hombre capaz de todo por el poder.
Catalina había ayudado a mucha gente intercediendo por ellos ante su esposo para que se les hiciera justicia, todas las noches ella le presentaba una lista de las cosas que le pedían y en ocasiones tuvo que discutir con el.
Después de terminado el mandato de Andrés como gobernador se mudan a México. Muere el padre de Catalina y ella se sume en una depresión por lo cual Andres decide nombrarla su secretaria particular.
Un día caminando por bellas artes oyó una música que la guió a un director de sinfónica, quien resultó ser amigo de su esposo y se enamora de el. Con el tiempo lo que empezó como una amistad entre Carlos y Catalina se convirtió en un amor apasionado consumado en el mismísimo palacio presidencial aprovechando una borrachera de Andres.
Lilia, la hija mayor del general; Juan, el chofer; y Lucina, una de sus criadas, se convirtieron en testigos y cómplices del amor entre Carlos y Catalina. A pesar del temor que le despertaba la idea de ser descubierta por Andres, Carolina no estaba dispuesta a sacrificar el amor de su vida pero un día Carlos apareció muerto. Tambien Javier Uriarte, el amor de Lilia, muere de forma sospechosa y Andres la casa con Emilito, el hijo de su compadre.
Andrés empieza a verse demacrado y viejo después de un mes de tomar un te de hierbas que Catalina le recomienda. Un día se siente mal y llama a sus doctores y al abogado -mismo que lo había casado-, firma el testamento y muere.
Desde esa noche Catalina se siente liberada y temerosa de su futuro. Luego de repartir la herencia con las otras viudas e hijos entierra a Andres en Zacatlán, donde nació. Finalmente recupera la libertad que Andrés le quitó.

Lista de lecturas de Javier Alvarez 2011-07-28 06:59:00

By on July 28, 2011 Comments Off on Lista de lecturas de Javier Alvarez 2011-07-28 06:59:00

Arráncame la vida (1985)

 Ángeles Mastreta, Periodista, poeta y narradora mexicana (Puebla, 9 de octubre de 1949)



Sinopsis: Cuando Catalina conoce al general Andrés Ascensio, todavía es una muchacha que lo ignora todo de la vida. Él, en cambio, es candidato a Gobernador del Estado de Puebla, y sabe muy bien cuáles son sus objetivos de cacique. A las pocas semanas se casan. Pero Catalina, mujer apasionada e imaginativa, descubre muy pronto que no puede aceptar el modo de vida que le impone la nueva situación y no acepta vivir sin amor.

Personajes principales: Catalina Guzmán (Cati), mujer receptiva, inteligente, asertiva, ingenua, tolerante, intuitiva e impulsiva; casada con el general Andrés Ascencio, frio, autoritario, intolerante, intuitivo y calculador; Carlos Vives, amante de la protagonista.
Temas: la mentira, la corrupción, la discriminacion, la desigualdad social.

DESARROLLO
La historia se desarrolla principalmente en Puebla. Cuando Catalina era aun menor de quince años conoce a Andrés, hombre mayor, de quien se enamora. Un día que estaba sola en casa, Andres se la lleva a conocer el mar, y la regresa dias mas tarde a su casa a donde poco después regresa para llevarsela definitivamente. Catalina habria querido casarse de blanco, en la catedral, con muchas flores, pero el general con su autoritarismo rompió sus sueños: "vengo por ti para que nos vayamos a casar". Ese mismo día se la llevo al registro civil para hacerla su mujer. Catalina, confundida, deja de ser niña para convertirse en la esposa de un general.
El sueño de Andres era ser gobernador. No permitía que Catalina se metiera en sus asuntos y evadia sus preguntas cuando se trataba de sus negocios. Cati tenia 17 cuando tuvo a su primera hija a la cual llamaría Verania. Andrés no hizo acto de presencia hasta después de un mes de nacida Verania, acompañado de dos hijos, Octavio y Virginia; quienes tenían la misma edad de Catalina. Con Octavio su relación comenzó bien, pero Virginia se mostró muy indiferente y tiempo después se fugó.
Andrés consiguió la candidatura de gobierno de Puebla, comenzó una gran campaña visitando hasta el más pequeño de los pueblitos y Catalina esperaba con la elección de su marido un gran cambio en su monótona vida.
Andrés resulto electo y se convertia en uno de los más grandes caciques de Puebla.
"Cati" tuvo otro hijo, Checo, y el general siendo gobernador sintió que tenía que ser un buen padre y llevo a casa cuatro hijas más. Eran bien conocidas las infidelidades de Andres por lo cual Catalina intentó huir y dejar todo atrás pero no pudo. Iba conociendo cada vez mas al hombre con quien se había casado, un hombre que mataba al que se interpusiera en su camino, un hombre capaz de todo por el poder.
Catalina había ayudado a mucha gente intercediendo por ellos ante su esposo para que se les hiciera justicia, todas las noches ella le presentaba una lista de las cosas que le pedían y en ocasiones tuvo que discutir con el.
Después de terminado el mandato de Andrés como gobernador se mudan a México. Muere el padre de Catalina y ella se sume en una depresión por lo cual Andres decide nombrarla su secretaria particular.
Un día caminando por bellas artes oyó una música que la guió a un director de sinfónica, quien resultó ser amigo de su esposo y se enamora de el. Con el tiempo lo que empezó como una amistad entre Carlos y Catalina se convirtió en un amor apasionado consumado en el mismísimo palacio presidencial aprovechando una borrachera de Andres.
Lilia, la hija mayor del general; Juan, el chofer; y Lucina, una de sus criadas, se convirtieron en testigos y cómplices del amor entre Carlos y Catalina. A pesar del temor que le despertaba la idea de ser descubierta por Andres, Carolina no estaba dispuesta a sacrificar el amor de su vida pero un día Carlos apareció muerto. Tambien Javier Uriarte, el amor de Lilia, muere de forma sospechosa y Andres la casa con Emilito, el hijo de su compadre.
Andrés empieza a verse demacrado y viejo después de un mes de tomar un te de hierbas que Catalina le recomienda. Un día se siente mal y llama a sus doctores y al abogado -mismo que lo había casado-, firma el testamento y muere.
Desde esa noche Catalina se siente liberada y temerosa de su futuro. Luego de repartir la herencia con las otras viudas e hijos entierra a Andres en Zacatlán, donde nació. Finalmente recupera la libertad que Andrés le quitó.

deep, deep thoughts

By on April 9, 2011 Comments Off on deep, deep thoughts

¿Qué les parece que nuestra última sesión fue una presentación en torno a postales de México a finales de Siglo XIX?

¿Qué nos puede decir eso acerca de un Seminario sobre crítica de la cultura de América Latina?

Las postales sirven como medio de comunicación pero también para evocar un recuerdo, lo curioso es el momento en que uno compra la postal, el recuerdo todavía es presente.. la postal de alguna manera se anticipa al recuerdo, y es el recuerdo al mismo tiempo..

México está en América del Norte pero es en muchos sentidos uno de los centros de América Latina.

El fin de Siglo es también otro punto en transición…

en fín… pobrecitos nosotros!

Saludos y gracias por el seminario.


los senderos se bifurcan

By on April 7, 2011 Comments Off on los senderos se bifurcan

A lo largo de este curso nos hemos ido encontrando con una serie de tendencias o caminos marcados por la crítica que, si bien parten de la misma problemática asociada a la región, Latinoamérica parece que es como ese jardín de senderos que se bifurcan.

Hemos visto que todo proyecto crítico engloba inseparablemente un proyecto político y, aunque parece que todos los autores coinciden en su posición ideológica, sus propuestas no son tan similares.

Antes de este curso, mi acercamiento a la región había sido únicamente filológico: la historia de la literatura, con sus textos canónicos. Y tampoco muy en profundidad para haber sido mi “especialización intracurricular” (lo que básicamente quiere decir que cursé 24 créditos ó 4 asignaturas en esa área). Por ello, mis antecedentes pertenecen a un campo contiguo pero ajeno, o más bien inserto en uno más amplio pues para dedicarse a buscar lo silenciado se tiene que conocer lo nombrado… (¿base necesaria de la que se parte para desplazar el estudio?) Y es que precisamente, esta es la constante que he encontrado a lo largo de los textos leídos durante el semestre: desde “Nuestra América” parece haber una intención de desplazar el centro de la cultura (o la identidad cultural). Martí quería incluir a los oprimidos o silenciados; Rodó quería educarlos para que siguieran oprimidos o conducidos por la elite; Retamar quería, en cambio, dar la vuelta a la tortilla y que todos los silenciados hablaran y lucharan para que no hubiera más opresión; Ortiz los estudiaba como efectos de los modos de producción capitalista, como productos transculturados… Rama abogaba porque los transculturadores hablaran por los oprimidos, pero Cornejo Polar decía que no hablaban porque decidieron no hacerlo. Canclini los incluía dentro del discurso capitalista y Barbero proponía que de alguna manera resistían en los márgenes. Richard y los estudios subalternos pensaban, como Benjamin, que tenían una historia discontinua y que, de alguna manera, se podían estudiar, rescatar, sacar de los márgenes (aunque paradójicamente).

La elite se desplaza, los senderos se bifurcan pero, ¿será posible habitar algún día un espacio sin elites?


¿Qué significa ser latinoamericano?

By on April 7, 2011 Comments Off on ¿Qué significa ser latinoamericano?

A lo largo del curso vimos un panorama de los estudios culturales latinoamericanos. Empezando con el texto más influyente dentro de este campo Nuestra América y concluyendo el curso con el manifesto de los estudios subalternos latinoamericanos.

Los estudios de la cultura latinoamericana oscilaban entre perspectivas sobre ciertas regiones, discusiones sobre literatura como la mayor representante de la cultura, el concepto de la cultura en la época de la globalización…etc. Cada autor describió su perspectiva personal sobre el concepto de la cultura.

Sin embargo, después de haber leído todos estos textos, me salen tantas preguntas acerca del tema y que no encontré todavía repuestas para ellas porque pienso que el discurso de la cultura-identidad…etc, latinoamericana es todavía muy complicado para ponerlo en una única categoría. Las preguntas son:

-¿Qué significa ser latinoamericano?

Creo que por ejemplo un mexicano, un cubano..etc. podría explicar que significa ser mexicano, cubano. pero ¿qué a se refiere exactamente cuando se menciona la palabra latinoamericano?

-¿Por qué  específicamente el escritor latinoamericano está condenado a escribir sobre asuntos latinoamericanos y si no lo hace no se considera como uno?

-En este punto, creo que hay una polémica entre los escritores latinoamericanos lo que señala que dicho problema alude también a la desunión(lo que contradice con el llamamiento a la unidad que sugería Martí en su ensayo) entre las personas de este continente que(auto)- genera también la figura negativa de los latinoamericanos. Asimismo, los mismos latinoamericanos dividen a sí mismos geográficamente: fulanito es centroamericano, el otro es sudamericano,..etc. pero,¿Al final no son todos del mismo continente?

-¿Por qué el continente hispanoamericano se representa negativamente en los medios de comunicación? ¿Cuál será la mejor forma de cambiar esta imagen?

-¿Quiénes son los subalternos latinoamericanos?¿Qué diferencia hay(si hay) entre  los subalternos latinoamericanos o los de cualquier otro lugar?


Discursos de la identidad

By on April 7, 2011 Comments Off on Discursos de la identidad

Parte I

En la crítica de la cultura latinoamericana podemos identificar varia líneas conceptuales. La primera es aquella que identifica a la cultura como un producto íntimamente ligada al desarrollo histórico, sociológico y político en uno de los sentidos más tradicionales y frontales. Es decir, los productos culturales que han de ser analizados son los que cuestionen la “latinoamericanidad” y reflejen los momentos históricos que convencionalmente marcan aquello que ‘determina’ lo latino-hispanoamericano: La Conquista, los movimientos de independencia y las revoluciones sociales…    

Otra de las líneas temáticas es el conflicto entre lo ‘autóctono-natural’ frente a las influencias extranjeras, la mayoría de ellas europeas y estadounidenses. Varios de estos autores discuten la relación, dependencia, imitación, influencia o como se le quiera llamar entre Latinoamérica y Europa, y en un momento posterior en la Historia EEUU.

Algunos de los discursos culturales tienden a posicionarse geográficamente para proponer ciertos lugares como ejemplos o síntesis de las interacciones histórico-político-sociológicas. Así por ejemplo encontramos principalmente al Caribe, las grandes urbes latinoamericanas, los Andes, Chile, como ejemplo del devenir histórico.

Otro de los discursos culturales latinoamericanos es ver a Latinoamérica como producto del mestizaje en todas sus formas y derivaciones: mestizaje, transculturación, aculturación, hibrides, contrapunteo, etc.

 Así mismo también hay cierta hegemonía de la literatura como discurso culturizante o como la epítome o el medio para transmitir y reflejar ‘lo cultural’.

Las formas de los discursos van desde la oratoria clásica, el ensayo libre, la dialéctica antropológico-económica, el discurso academicista, reaccionario, historicista y otros. También encontramos una relación entre las formas y las intenciones de dichos discursos también varían dependiendo el momento histórico y el posicionamiento político-‘cultural’ del autor. Tenemos desde la prosa poética del ensayo modernista libre de Martí que invita a la lucha revolucionaria, a la autocrítica, la creación y la autonomía, hasta el discurso academicista de Canclini.

 Parte II

Rodó destaca la ‘herencia’ griega y el catolicismo como los pilares de la civilización. La crítica a Rodó es su lectura tradicionalista-europeizante idealizada de la ‘civilización clásica”. Usa las formas de la oratoria clásica para proponer un discurso intelectualista-paternalista, donde el ‘hombre ilustrado’ guía* sobretodo a la juventud latinoamericana hacia esta herencia clásica.


Estudios Culturales Latinoamericanos

By on April 7, 2011 Comments Off on Estudios Culturales Latinoamericanos

Resulta difícil generar una conclusión acerca de la serie de textos mencionados a lo largo del curso, sobre todo, frente a los conceptos América Latina, Cultura, Estudios y (si no mal recuerdo) Crítica. Trayendo un poco a cuento algunos de los comentarios realizados en el seminario hoy, más de uno asoció las celebraciones de independencia en 11 países con la historia de Latino América. Incluso se mencionó la serie documental Unidos por la Historia, cuyo título ya evoca una especie de unidad. Si antes del curso no entendía a lo que la gente se refería con el término “Latino América,” ahora me parece estar peor. 


En este mismo seminario al abordar la cuestión en torno a la novela histórica actual, que, por cierto, por la descripción podría añadírsele el anglicismo light, ya que solía recordar ese género más denso, lento, y, por qué no, aburrido. La cuestión es que el hecho de que ahora sea uno de los géneros más vendidos, no deja de generar curiosidad en muchos aspectos. Pero alejando un poco la lente, no deja de llamar la atención lo siguiente: Por una parte dentro del país (México) pareciera buscarse revivir el interés por algunos de los valores perdidos para lo que se emplean personajes históricos ficcionalizados, cuya auto/pseudo biografía atienda y corteje al lector. Por otro lado, la visión que se tiene de México fuera del país es una visión cuya realidad es hiperbólica, llena de violencia que parece semejarse más a una novela del Realismo Mágico que a los hechos en sí. No obstante, no dejan de ser dos visiones extremistas. Una se inclina por una visión que le proporcione cierta distancia de la realidad/imagen negativa, mientras la segunda opta por ensalsar esa realidad negativa (y las dos venden). 

La razón por la que traigo esta vaga comparación a colación es por el hecho de que la situación de un país, al generar experiencias distintas, cada una de ellas reproduce un discurso distinto que le permite exteriorizar esa experiencia, pues es su realidad. Cada vez me resulta más difícil creer lo que leo respecto a esa masa terrestre que llaman Latino América. Cada autor proviene de una ideología particular, con intereses diferentes, cuyo objetivo es proponer proyectos. Y, sin embargo, seguimos sin conocer las especificidades de Latino América.
 
En otro plano, debido a una falta de comunicación (quizá), los encuentros entre visiones ideológicas suelen generar tensiones. Por ejemplo, la visión de la academia de Latinoamericanistas en América Latina vs la visión del Latinoamericanistas en Estados Unidos, predominantemente. John Beverley, mienbro del segundo bando, observa un neo-arielismo "que manifiesta un profundo antinorteamericanismo junto con un desprecio (o temor) de las «masas» y de la democracia (la cual Rodó nombra zoocracia)...El neoarielismo celebra la crítica cultural contra la «teoría». Pero no puede hacer una crítica de sus propias limitaciones. Más bien, tiene que defender, reterritorializar esas limitaciones para presentarse como alternativa a lo que ve como modelos «metropolitanos». 

 
¿Está Beverley en lo correcto? Por otro lado, parece que la obsesión de generar un proyecto tras otro, parareciera estar creando constructos sociales sobre otros ya existentes, alejándonos de lo que 'realmente' es Latino América. 



Estudios Culturales Latinoamericanos

By on April 7, 2011 Comments Off on Estudios Culturales Latinoamericanos

Resulta difícil generar una conclusión acerca de la serie de textos mencionados a lo largo del curso, sobre todo, frente a los conceptos América Latina, Cultura, Estudios y (si no mal recuerdo) Crítica. Trayendo un poco a cuento algunos de los comentarios realizados en el seminario hoy, más de uno asoció las celebraciones de independencia en 11 países con la historia de Latino América. Incluso se mencionó la serie documental Unidos por la Historia, cuyo título ya evoca una especie de unidad. Si antes del curso no entendía a lo que la gente se refería con el término “Latino América,” ahora me parece estar peor. 


En este mismo seminario al abordar la cuestión en torno a la novela histórica actual, que, por cierto, por la descripción podría añadírsele el anglicismo light, ya que solía recordar ese género más denso, lento, y, por qué no, aburrido. La cuestión es que el hecho de que ahora sea uno de los géneros más vendidos, no deja de generar curiosidad en muchos aspectos. Pero alejando un poco la lente, no deja de llamar la atención lo siguiente: Por una parte dentro del país (México) pareciera buscarse revivir el interés por algunos de los valores perdidos para lo que se emplean personajes históricos ficcionalizados, cuya auto/pseudo biografía atienda y corteje al lector. Por otro lado, la visión que se tiene de México fuera del país es una visión cuya realidad es hiperbólica, llena de violencia que parece semejarse más a una novela del Realismo Mágico que a los hechos en sí. No obstante, no dejan de ser dos visiones extremistas. Una se inclina por una visión que le proporcione cierta distancia de la realidad/imagen negativa, mientras la segunda opta por ensalsar esa realidad negativa (y las dos venden). 

La razón por la que traigo esta vaga comparación a colación es por el hecho de que la situación de un país, al generar experiencias distintas, cada una de ellas reproduce un discurso distinto que le permite exteriorizar esa experiencia, pues es su realidad. Cada vez me resulta más difícil creer lo que leo respecto a esa masa terrestre que llaman Latino América. Cada autor proviene de una ideología particular, con intereses diferentes, cuyo objetivo es proponer proyectos. Y, sin embargo, seguimos sin conocer las especificidades de Latino América.
 
En otro plano, debido a una falta de comunicación (quizá), los encuentros entre visiones ideológicas suelen generar tensiones. Por ejemplo, la visión de la academia de Latinoamericanistas en América Latina vs la visión del Latinoamericanistas en Estados Unidos, predominantemente. John Beverley, mienbro del segundo bando, observa un neo-arielismo "que manifiesta un profundo antinorteamericanismo junto con un desprecio (o temor) de las «masas» y de la democracia (la cual Rodó nombra zoocracia)...El neoarielismo celebra la crítica cultural contra la «teoría». Pero no puede hacer una crítica de sus propias limitaciones. Más bien, tiene que defender, reterritorializar esas limitaciones para presentarse como alternativa a lo que ve como modelos «metropolitanos». 

 
¿Está Beverley en lo correcto? Por otro lado, parece que la obsesión de generar un proyecto tras otro, parareciera estar creando constructos sociales sobre otros ya existentes, alejándonos de lo que 'realmente' es Latino América. 



At the door, ready to get out of modernism

By on April 5, 2011 Comments Off on At the door, ready to get out of modernism

Thanks to professors Bill and Jon for your patience and good ideas. After lots of readings and much confussion about what to do with al this in a practical way, I have decided to embrace theory in my life and am looking forward to becoming a theorist, one who pretty much tries to explain everything that happens in the fictitious  literary subworld.... yeah, I know you might be laughing at me for this but it was only that; a joke.
What I'm gonna do is to analyze the official discourse of the so called "most democratic nation" and establish why the dominant classes regardless their political orientation-right or left- have historically imposed their ideology to their people without a trace of resistance. Why is it that the average citizens support a policy designed by the hegemonic upper class and goes to Irak, for example, to die in order to legitimate its ideology. Those who don't die as heroes, once back home become part of a vast majority who lack support from their governing elite that fails to provide them with health care and other basic needs -as education, for instance.
My theoric frame will be the study of the emotions by Lakoff with which I will try to demostrate how the elite groups in the "West" have resorted to the emotions in their discourse to gain the support of the subaltern class and impose the ideology that more than an ideology of state, is the ideology of the governing elite. Of course, by introducing the West I'm also calling on Said's orientalism and by mentioning the subaltern elite I will have to work with the Subaltern Studies Collective's theory, especially with the prose of counterinsurgency. However, my main text will be the one that deals with emotions by George Lakoff.  I will  gladly welcome any suggestion or contribution you guys want to do to my analisys.