¡No a la nordomanía!

January 20, 2011 | Comments Off on ¡No a la nordomanía!

José Enrique Rodó publicó en 1900 Ariel, un ensayo donde trata de definir a Hispanoamérica y diferenciarla de la América deslatinizada del norte (“América necesita mantener en el presente la dualidad original de su constitución”). En esta difícil tarea asume el papel del sabio que instruye a la juventud, se oculta tras un narrador en […]

el regreso de los sermones seculares

January 20, 2011 | Comments Off on el regreso de los sermones seculares

queridos míos, les voy a hablar de todo lo que es bueno en este mundo. de lo que merece la pena, de lo que debemos hacer para cumplir con nuestro propósito. la realización absoluta. el fin ulterior. el punto. creo … Continue reading

“Ariel de Rodó y una pequeña comparación con “Nuestra América”

January 20, 2011 | Comments Off on “Ariel de Rodó y una pequeña comparación con “Nuestra América”

En el ensayo “Ariel” Rodó usa varios rasgos modernistas y basa su tesis en los tres personajes principales de la obra universal The Tempest de Shakespeare para identificar América Latina. Un punto muy significante del ensayo es: “desarrollar en lo posible, no un solo aspecto, sino la plenitud de vuestro ser” (Rodó 339). En otras palabras es bueno tener conocimiento de diversas aplicaciones y así se puede desarrollar y perfeccionar el rol de ser humano. Es evidente que este valor de varios conocimientos es muy significante ya que Rodó usa referencias extranjeras (citas de artistas francés, alemán, griego, árabe, y etc) durante el ensayo entero y hasta su gran analogía entre los personajes de The Tempest con América Latina es una obra británica. Solamente las personas que conocen esta pieza podrán entender el propósito de su ensayo. Además, Calibán, el tercer personaje, es el esclavo y el salvaje de la obra de Shakespeare, pero Rodó lo representa como si fuera los Estados Unidos. Rodó expresa que admira a los EEUU “por su formidable capacidad de querer” (Rodó 342). Las virtudes que él ve en los EEUU son su experiencia innata de la libertad, su organización federativa, su belleza, su trabajo y su adopción de “la filosofía del esfuerzo y de la acción” (Rodó 342). En consecuencia, el autóctono debe aprender y combinar lo mejor de los tres personajes (Ariel, Próspero y Calibán) y debe crear una armonía entres ellos para alcanzar la los valores fundamentales o la perfección moral.
Es posible comparar los dos ensayos de Rodó y Martí en cuanto al valor autóctono y se puede evaluar un gran contraste del uno al otro. Ambos textos poseen elementos muy diferentes desde sus estilos de escrituras hasta sus tesis principales. En el ensayo Ariel contiene varios elementos modernistas como las referencias extranjeras y la ornamentación. Aunque Nuestra América tiene varios rasgos románticos como el uso de liricismo (cuando expresa su emoción a la honra de los nativos y el uso de metáforas) y el nacionalismo (la importancia de tener orgullo de su patria). Aún más, la actitud de ambos autores en respecto del valor autóctono en un proceso de autodefinición cultural tiene la mayor diferencia. Rodó cree que el saber y el aprendizaje de diversas aplicaciones es fundamental para un gobierno perfecto, mientras que Martí cree que el buen conocimiento de su propia tierra es lo más importante.

"Ariel de Rodó y una pequeña comparación con "Nuestra América"

January 20, 2011 | Comments Off on "Ariel de Rodó y una pequeña comparación con "Nuestra América"

En el ensayo “Ariel” Rodó usa varios rasgos modernistas y basa su tesis en los tres personajes principales de la obra universal The Tempest de Shakespeare para identificar América Latina. Un punto muy significante del ensayo es: “desarrollar en lo posible, no un solo aspecto, sino la plenitud de vuestro ser” (Rodó 339). En otras palabras es bueno tener conocimiento de diversas aplicaciones y así se puede desarrollar y perfeccionar el rol de ser humano. Es evidente que este valor de varios conocimientos es muy significante ya que Rodó usa referencias extranjeras (citas de artistas francés, alemán, griego, árabe, y etc) durante el ensayo entero y hasta su gran analogía entre los personajes de The Tempest con América Latina es una obra británica. Solamente las personas que conocen esta pieza podrán entender el propósito de su ensayo. Además, Calibán, el tercer personaje, es el esclavo y el salvaje de la obra de Shakespeare, pero Rodó lo representa como si fuera los Estados Unidos. Rodó expresa que admira a los EEUU “por su formidable capacidad de querer” (Rodó 342). Las virtudes que él ve en los EEUU son su experiencia innata de la libertad, su organización federativa, su belleza, su trabajo y su adopción de “la filosofía del esfuerzo y de la acción” (Rodó 342). En consecuencia, el autóctono debe aprender y combinar lo mejor de los tres personajes (Ariel, Próspero y Calibán) y debe crear una armonía entres ellos para alcanzar la los valores fundamentales o la perfección moral.
Es posible comparar los dos ensayos de Rodó y Martí en cuanto al valor autóctono y se puede evaluar un gran contraste del uno al otro. Ambos textos poseen elementos muy diferentes desde sus estilos de escrituras hasta sus tesis principales. En el ensayo Ariel contiene varios elementos modernistas como las referencias extranjeras y la ornamentación. Aunque Nuestra América tiene varios rasgos románticos como el uso de liricismo (cuando expresa su emoción a la honra de los nativos y el uso de metáforas) y el nacionalismo (la importancia de tener orgullo de su patria). Aún más, la actitud de ambos autores en respecto del valor autóctono en un proceso de autodefinición cultural tiene la mayor diferencia. Rodó cree que el saber y el aprendizaje de diversas aplicaciones es fundamental para un gobierno perfecto, mientras que Martí cree que el buen conocimiento de su propia tierra es lo más importante.

“Nuestra”America

January 14, 2011 | Comments Off on “Nuestra”America

El adejtivo posesivo que acompaña el título del ensayo de Martí implica un sueño. Un sueno inconcluso, sin realizacion. América ya no es nuestra. Hoy menos que nunca América es nuestra. El tigre devoró lo ultimo que quedaba de nuesta pampa, le puso un precio a nuestro oro y nos dejo un par de espejos. Desafortunadamente, el aldeano se envileció con un par de espejos y desdeñó a su hermano. Hoy, con la bota en el cuello, sigue desdeñando al indio y engrandeciendo al gigante creyendo que con esto se hace mas grande. América no fue vendida ni comprada, se ha rendido sin pelear pues la pelea al primer sonar de trabucos se dió por perdida. Grandes aquellos quienes como Marti inspiraron un sueno posible de ser cumplido. Quienes saborenando el poder no se engolozinaron y hasta le despreciaron.
Marti pone el dedo donde mas duele al latinoamericano que sin reconocerse es un sietemesino. Tiene razon cuando sugiere que el latinoamericano debe enorgullecerse de su condición. No es el orgullo que de niño me vendían a diario en la televisión, en los partidos de futbol o en las noticias del espectáculo. Como señala Marti, mi orgullo deberia ir mas alla de un triunfo 5 – 0 contra Argentina o de que Shakira sea colombiana (lo cual con todo respeto de Shakira, no me genera el mas mínimo orgullo), mi orgullo debería estar puesto en pertenecer a una raza que mantiene firme el sueño de independencia de los gigantes imperiales. Oh enano de mí que busco la antiparra yanqui para ganar la aprobación entre los mios. Es una pena que el triunfo que Marti previó haya sido solo un sueño.

"Nuestra"America

January 14, 2011 | Comments Off on "Nuestra"America

El adejtivo posesivo que acompaña el título del ensayo de Martí implica un sueño. Un sueno inconcluso, sin realizacion. América ya no es nuestra. Hoy menos que nunca América es nuestra. El tigre devoró lo ultimo que quedaba d…

El hombre nuevo en “Nuestra América”

January 13, 2011 | Comments Off on El hombre nuevo en “Nuestra América”

El ensayo Nuestra America de Jose Marti arroja luz sobre las bases de la identidad hispanoamericana. Plantea el tema del nacionalismo, la identidad, la independencia con una perspectiva totalizadora ya que se acerca a dichos asuntos sociológica, política y culturalmennte. El … Continue reading

El hombre nuevo en “Nuestra América”

January 13, 2011 | Comments Off on El hombre nuevo en “Nuestra América”

El ensayo Nuestra America de Jose Marti arroja luz sobre las bases de la identidad hispanoamericana. Plantea el tema del nacionalismo, la identidad, la independencia con una perspectiva totalizadora ya que se acerca a dichos asuntos sociológica, política y culturalmennte. El … Continue reading

Nuestra América, ¿En pro de una decolonización? Breve reflexión

January 13, 2011 | Comments Off on Nuestra América, ¿En pro de una decolonización? Breve reflexión

El cubano José Martí en el ensayo “Nuestra América” (1891) propone un movimiento social decolonizador a través de la concientización respecto al colonialismo en Hispanoamérica, que además permita al lector reconocer ser poseedor de una mente colonizada. Rechaza y condena el discurso de pensadores como Sarmiento, que proponían una división entre lo que ellos consideraban civilización y barbarie, que además proponían reciclar ideas provenientes del extranjero, sobre todo de Estados Unidos. Martí insiste en “conocer [para] resolver (40). El autor sugiere que los hombres letrados han fracasado en gobernar debido a la falta de una cultura puramente representativa, a causa de la elección por adoptar ideologías provenientes, sobre todo, de Europa. Además, las descripciones empleadas para referirse al hispanoamericano, mediante una crítica, lo muestran como un individuo-pastiche, mismo que le resta de originalidad y, por lo tanto, lo que impide la unanimidad dentro de las naciones. Ser americano. Ser y pensar como el individuo que pertenece a estas tierras. Ese es el efecto que parece buscar causar en el lector. Sin embargo, pareciera que la América que Martí añora está constituida meramente por mestizos, invitando a la mezcla de razas deshaciéndose de los grupos indígenas. La propuesta del autor, aunque busca mejorar la situación del americano mediante la búsqueda de su propia esencia, crea una paradoja respecto a la posibilidad de existencia y subsistencia de grupos culturales. Por lo tanto, a pesar de promover la unión de “Nuestra América,” con el fin de adoptar ideologías acordes con nuestra geografía, y para crear una fuerza mayor para combatir al nuevo imperio, pareciera no tomar en consideración las verdaderas raíces culturales que conforman al americano. 

Nuestra América, ¿En pro de una decolonización? Breve reflexión

January 13, 2011 | Comments Off on Nuestra América, ¿En pro de una decolonización? Breve reflexión

El cubano José Martí en el ensayo “Nuestra América” (1891) propone un movimiento social decolonizador a través de la concientización respecto al colonialismo en Hispanoamérica, que además permita al lector reconocer ser poseedor de una mente…

« go backkeep looking »